Aquellos maravillosos años

Aquellos maravillosos años
Agosto 17, 2015 People

¿Cuál fue mejor época, los 80, los 90, los 2000? ¿Dónde podía un niño crecer con mayor ilusión y mejor criado?

Son algunas de las preguntas que los nostálgicos se hacen una y otra vez cuando recuerdan los tiempos en los que no se tenía tanto de nada. Tiempos pasados, que muchos recuerdan con mucha nostalgia y con gran estupor. Y es que se dice que los niños de ahora ya no serán nunca los hombres del ayer, porque sus infancias se han visto reducidas a pantallas, mundos virtuales y horas y horas de enfrente de televisores. Nada comparado claro está, con las aventuras de los años 80., dónde por suerte o por desgracias para algunos o para otros los niños crecían de manera, quizás, mas saludable, y con mayores aspiraciones.

Porqué el que haya nacido en los 80, como no recordar que sí, que existían los videojuegos, pero eran esos videojuegos engañosos, !sí¡, engañosos, por qué uno se iba a comprar elx artucho (porque eran cartuchos) a la tienda del cine-club, que también vendía videojuegos, y en su portada salían unas imágenes de unos aviones preciosas, unos dibujos que ni el mismo Velázquez hubiera pintado con sus manos, y que una vez llegabas a casa, sacabas el cartucho de la carátula y lo cargabas en la maquinita, ¿ Que se veía por la pantalla? Un cuadrado rojo y otro verde. Nada que ver con la portada del juego, la cuál por otro lado parecía adelantarse a su tiempo, ya que parecía mas bien un juego de los de ahora, en los que la ficción se acerca demasiado a la realidad visual. Pero lo mas importante era que uno lo flipaba con el cuadrado rojo y el cuadrado verde. Es más, había veces que veías también un cuadrado naranja y uno decía: ¡vaya cada día lo perfeccionan mas!

Consola de cartuchos y consola de cassetes de los 80 y principios de los 90

Consola de cartuchos y consola de cassetes de los 80 y principios de los 90

Era la época de las galaxias, de los sueños encontrados del cine con mayúsculas, de los gruppies.  En el colegio, el profesor te regañaba, te callabas. Volvías a hablar o a meterte con el compañero y, ¿que hacía el profesor? Te levantaba de la silla cogiéndote la oreja y te apoyaba en el rincón de la clase mirando a la pared. Mientras estabas en la pared rezabas para que aquel castigo no llegará a oídos de tus padres, porqué sino te esperaba otro igual o peor en casa. Ahora ya se sabe, profesores de baja, paredes que no mira nadie a no ser que sea para pintar sobre ellas, orejas bien perfiladas con pendientes de todos los tamaños,etc..

O los dibujos de la tele, ahora los niños ya no ven dibujos con tanta asiduidad en al tele. Ahora tienen la consola a todas horas con juegos que muchas veces son mas gráficos que los mismos dibujos y encima son ellos los que los manejan. Es que no hay color, no hay color, antes se veían grandes series de televisión, “Se ha escrito un crimen”, “Vacaciones en el mar”, “El equipo A”, ¡”Fama”!, ¿Qué tenemos nosotros aquí ahora a cambio? “Un paso adelante”. Si es así, es duro pero es la realidad. No hay color.

El restaurante donde poder disfrutar de los grandes iconos de la década de los `80

El restaurante donde poder disfrutar de los grandes iconos de la década de los `80

También en la música fue otra época. La gran movida madrileña. Una década donde grandes grupos se dieron a conocer, muchos han llegado hasta nuestros días. En las fiestas no podían faltar los mejores éxitos de aquellos tiempos, todos bailando al son de Alaska y los Pegamoides, Hombres G, el gran Loquillo y los suyos, y así muchos más que llenaron las salas de todo el país de una música alegre, diferente hasta entonces y divertida.

Las fiestas de despedida en aquellos años no eran lo que hoy conocemos. Los chicos organizaban una fiesta en casa a primera hora aunque muchos de ellos terminaban sorprendiendo al novio en algún bar de carretera a las afueras del pueblo. Y por otro lado las chicas reunían a toda la familia para darle el último adiós de soltera en casa.

Hoy en día son cada vez mas los grupos que buscan disfrutar de una despedida tematizada en la década de los 80. En Madrid existen diferentes restaurantes que optan por ésta temática y ofrecen a sus clientes una noche de diversión y cena mientras cantan y bailan aquellos éxitos. Una de las reglas suele ser que al menos la novia/o, se presenta disfrazado/a de algún personaje típico de aquella época. Un aliciente para los demás componentes del grupo que normalmente acompañan al homenajeado en su vestimenta y se acercan poquito mas de la manera mas cómica posible a aquellos maravillosos años.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*